General Tire es la marca elegida para suministrar neumáticos para el último BMW X5. El neumático todoterreno Grabber AT3 ha sido recomendado en el tamaño en la dimensión 275/45 R20 110V XL en el último modelo de la gama X del fabricante alemán.

El BMW X5 es el pionero de los vehículos todoterreno que combinan lujo y rendimiento, por lo que se espera un gran comportamiento de sus neumáticos: el Grabber AT3 de General Tire presenta tres tecnologías innovadoras que permiten un rendimiento robusto tanto dentro como fuera de la carretera, un mejor rendimiento acústico y un mejor kilometraje que proporciona un agarre máximo en suelos pedregosos, arenosos y fangosos al mismo tiempo.

"Para la marca General Tire, este reconocimiento por parte de uno de los principales fabricantes europeos de vehículos 4x4 es un sello especial de calidad", comenta Matthias Bartz, Gerente General de Desarrollo Comercial de Neumáticos para la Región EMEA. “BMW marca un alto listón para los neumáticos tanto de equipo original como en el de reemplazo. Nuestros neumáticos están testados para velocidades de hasta 240 km/h, y como neumático para todas las estaciones, el Grabber AT3 lleva la marca el marcaje M+S y 3PMSF que homologa este neumático para conducción en toda condición climatológica".

La tecnología "TracGen" se caracteriza por un diseño de hombro abierto de la banda de rodadura, con bloques y bolsillos de tracción que los desarrolladores denominan “traction ridges y traction pockets” y laminillas orientadas en diferentes ángulos para mejorar la tracción.

"DuraGen" es un compuesto de caucho que proporciona una excelente resistencia a la rotura y mejora el kilometraje en terrenos difíciles. Esta combinación de características de diseño aumenta las propiedades de autolimpieza de la banda de rodadura, permite una buena tracción en superficies menos firmes y proporciona mayor número de bloques reforzados para ofrecer un mejor agarre en todas las direcciones.

Y finalmente la tecnología "ComfortBalance" que permite solucionar el conflicto entre comodidad de la conducción en carretera y el agarre fuera de la carretera. La disposición de los bloques de la banda de rodadura y su geometría de baja rigidez reducen significativamente el nivel de vibraciones del neumático.