La mayor parte de los empleados de Continental, más del 80%, se sienten orgullosos de trabajar en esa compañía, como evidenció la encuesta 'Our Basics live' de 2015. De hecho, el valor obtenido vuelve a situarse unos diez puntos porcentuales por encima de la encuesta anterior, realizada en el año 2011. En esta ocasión participaron en la encuesta anónima más de 140.000 trabajadores de todo el mundo. Se preguntó sobre todo por la cultura de la empresa, las condiciones laborales y el comportamiento de la dirección. Por tercera vez consecutiva, la cuota de participación rebasó el 80%.

"Los resultados de la encuesta muestran que nuestros empleados están orgullosos de Continental y de formar parte de la empresa. Solo podemos seguir evolucionando juntos con la información que nos facilitan. Por eso consideramos tan importantes los comentarios de nuestros trabajadores", explica Ariane Reinhart, responsable de recursos humanos de Continental.

¿Cómo ha cambiado el modo de vivir los valores de empresa de Continental en los últimos años? Esta cuestión fue un punto importante en la encuesta a los empleados. El 85% de los empleados de Continental afirmaron apoyar plenamente los cuatro valores (confianza, mentalidad ganadora, libertad para actuar y espíritu de equipo).

En palabras de la dirigente, no importa dónde me encuentre en el mundo de la empresa, en nuestros emplazamientos siempre experimento estos valores como un elemento de cohesión. "Nos proporcionan un ADN común y contribuyen a crear una comunidad que supera las fronteras entre países".

La "confianza" es el valor más importante para los empleados, seguido de la "mentalidad ganadora", la "libertad para actuar" y el "espíritu de equipo". "Esto supone para nosotros un bonito resultado, pues la confianza es la base de todas las relaciones internas y externas", manifiesta Reinhart.

Los empleados consideran necesario mejorar en la integración de los valores de empresa en el trabajo diario. "Esto es claramente una misión para nosotros: tenemos que seguir trabajando en la cultura diaria del feedback, pues los comentarios de los empleados son fundamentales para los directivos, ya que son quienes mejor saben dónde aprieta el zapato y por qué", concluye.