Esto provoca que cada vez sean más habituales neumáticos específicos que aporten tasas de compactación mínimas, para preservar los suelos. El objetivo es adecuar la máxima tecnología a las cubiertas de los diferentes terrenos y cultivos y confeccionar carcasas más flexibles, cómodas y seguras. Por ello, gran parte de los tractores que se matriculan lo hacen con doble tracción: una clara progresión por parte de los neumáticos motrices, al poderse emplear en ambos ejes.

Por un lado, insisten en Goodyear, existe una demanda creciente de neumáticos que puedan operar a altas velocidades, para aumentar la producción, y a presiones bajas de inflado, para reducir la compactación del terreno. Por otro, debido a las nuevas generaciones de tractores de gran potencia y altas velocidades, cada día se pide mayor productividad, lo que requiere que los neumáticos tengan más capacidad de carga y mayor tracción.

“Se ha evolucionado hacia productos más tecnológicos, que han permitido adaptarse a nuevas prestaciones y mejorar la productividad, tanto en el rendimiento de los neumáticos como en la explotación agraria de los cultivos, mediante productos que minimizan la degradación y la compactación de los suelos”, argumentan en Michelin.

Los suelos se encuentran así preservados a causa de su menor compactación y conservan, de esta manera, su potencial agronómico. Los neumáticos radiales, cabe recordar, cada vez se venden más, consecuencia de la menor demanda de cubiertas convencionales, al igual que los delanteros.

Goodyear experimenta constantemente con nuevos compuestos que mejoren las características de los neumáticos, de forma que se eviten los desgastes irregulares o prematuros, agrietamientos, defectos en los talones,… Orientado también todo a mejorar el aspecto del neumático.

En cuanto a los compuestos, la misma firma trata nuevos aceites que no sean derivados del petróleo (véase aceites vegetales), que puedan tener un rendimiento en línea con los neumáticos fabricados de forma tradicional. Un perfecto ejemplo es el Biotred II, una cubierta que ya ha demostrado en pruebas de campo que tiene un rendimiento similar.

Prestaciones

Este mercado, tan específico, demanda un producto polivalente, que brinde un comportamiento sobresaliente tanto en campo como en carretera, sin penalizar en exceso el desgaste. No en vano, los departamentos de I D i de las principales firmas llevan muchos años trabajando en productos más adecuados para cada cultivo y terreno.

Son diversas las prestaciones que deben ofrecer unos buenos neumáticos agrícolas, principalmente óptimo agarre, Agricolas2012.2buena posibilidad de carga, duración-resistencia, máxima tracción, carcasa flexible, baja compactación para favorecer la seguridad y comodidad en altas velocidades y aceptable desembarro o autolimpieza.

La limitación de las presiones, ampliando al máximo el área de contacto y disminuyendo la presión en el suelo, aumenta la tracción sobre el suelo seco o húmedo, lo que se traduce en una ganancia de tiempo y un menor consumo. Estas ventajas son idóneas para las nuevas prácticas, como la siembra directa.

Mercado

En el sector de la agricultura, como señala Bridgestone, uno de los factores determinantes ha sido la subida del gasóleo en los últimos años, aproximadamente un 70 %. Dentro de los cultivos mayoritarios, el cereal se ha percibido a un buen precio este año, pero se ha cosechado menor cantidad de toneladas. Mientras, la cosecha del olivo se ha adelantado, para tratar de recibir mejor precio en el mercado. El negocio de la vid está creciendo gracias a las exportaciones, sobre todo de Castilla-La Mancha y Aragón.

“Entre un 50-60 % de la actividad de maquinaria grande está destinada a la cosecha del cereal, lo que hace que la demanda de neumáticos agrícolas se encuentre en niveles acumulados inferiores a 2.010”, recalca la misma compañía, que apunta que la crisis está generando nuevos refugios laborales en el campo ante el estrepitoso mercado laboral industrial.

Michelin ha vivido un ejercicio 2.011 estable en los volúmenes del mercado de neumáticos agrícolas, con ligero incremento de valor debido a la evolución de las materias primas, que ha llevado a la totalidad de fabricantes a reposicionar sus precios al alza. “Una de las claves ha sido y será, sin duda, la disponibilidad de producto”. Por ello la tendencia en volumen ha sido ligeramente a la baja.

Recordemos que España es un país eminentemente agrícola y amparado por la excelente climatología de la que goza, comparada con Europa. Asimismo, el mercado de neumáticos agrícolas tiende hacia radiales de mayor dimensión para cubrir todas las necesidades de un mercado que se está mecanizando muy rápidamente en todas las actividades. Ante este favorable escenario, no debemos olvidar la situación económica actual y las futuras decisiones de la PAC.

En este sentido, el segmento agrícola español vive actualmente una reducción de ayudas por parte de la UE (PAC), determinantes en años anteriores. A lo largo de muchos años, nuestros agricultores recibieron numerosas ayudas europeas, permitiendo una renovación y modernización en maquinaria y método de trabajar el campo. Ahora estas aportaciones se han recortado.

Para Goodyear, el sector agrario no está tan deteriorado como la construcción, aunque obviamente ha bajado la demanda. “Hay menos dinero disponible, el agricultor no compra maquinaria nueva y apura más el neumático. Además, cuando tiene que cambiarlo, mira mucho más el precio que antes”, argumentan. Pese a ello, no consideran que la situación agrícola empeore, sino que mejorará, pero no tan rápido como sería deseable.

Agricolas2012.3Tendencias

La población mundial crece rápidamente, las costumbres alimentarias en los países emergente evolucionan, la demanda creciente en biocarburantes se opone a la producción alimentaria,… indica un informe facilitado por Michelin, que agrega que las necesidades vinculadas a la productividad de las explotaciones agrarias toman una dimensión nueva.

El objetivo es producir más cosechas por cada hectárea cultivada y, al mismo tiempo, preservar los suelos para protegerlos y conservarlos. Tal es la complicada ecuación a la que la agricultura moderna debe encontrar rápidamente una solución.

Michelin, más que nunca, se confirma como un socio privilegiado de los agricultores, ya que tanto en las labores agrícolas como en desplazamientos, las cubiertas desempeñan un papel esencial en la eficacia de los tractores y la productividad de los suelos.

La tendencia, prosigue la multinacional francesa, es que los neumáticos agrícolas van a jugar un papel clave en el futuro y evolución de la agricultura moderna, y que ésta se convertirá - si no lo es ya - en un sector cada vez más estratégico para el futuro de Europa y el mundo.

Bridgestone

Su lanzamiento más reciente es el Performer 70 Radial para tractores de media-alta potencia, para aplicaciones agrícolas genéricas, con el que han completado la renovación de su gama de productos (series 85 y 70), remplazando a sus antiguos modelos en R6000 y R8000.

Diseñado con las últimas tecnologías de fabricación y banda de rodadura, el Performer 70 proporciona a los vehículos una mayor tracción, mayor vida útil de la banda de rodadura y más confortabilidad en carretera.

En el presente 2.012 tienen previsto presentar nuevas cubiertas para tractores de alta potencia, dentro de la gama Maxi-Traction. Estas nuevas medidas tendrán una mayor capacidad de carga e índice de velocidad, perfectas para adaptarse a las necesidades actuales del mercado. También estarán dotadas de una mayor capacidad de flexión.

Goodyear-Dunlop

La gama estrella de Goodyear en neumáticos agrícolas es Optitrac R , que sobresale por poseer una mayor capacidad de carga y tracción a altas velocidades. Su reforzada carcasa y compuestos especiales de alta tecnología son fruto de la experiencia y continua investigación.

Además, otra de sus principales características se aprecia en la amplia gama de medidas existentes, que satisfacen todas las posibles combinaciones (delanteras y traseras) del mercado de tractores.

El Optitrac H está diseñado para los vehículos agrícolas que operan en países donde la limitación de anchura de los vehículos obliga a montar vehículos más estrechos. Tiene una alta capacidad de carga y las características del diseño de la banda Optitrac, que proporciona una tracción y un rendimiento excelente tanto en el campo como en carretera.

Los neumáticos Optitrac H han sido creados en línea con el estándar experimental 2009 ETRTO (Neumáticos Europeos y Organización Técnica de Llantas). Esta norma permite elevar la carga hasta un 55 % para las operaciones de campo cíclicas, sin la necesidad de aumentar la presión del inflado. 

Michelin

La tecnología Michelin Ultraflex permite desarrollar neumáticos que contribuyen significativamente a la mejor de la productividad y rentabilidad de las explotaciones agrícolas.

Esta exclusiva tecnología se caracteriza principalmente por una nueva arquitectura que trabaja a baja presión, ofreciendo una superficie de huella más grande. Permite, además, ofrecer neumáticos agrícolas capaces de trabajar con índices de flexión inéditos, con una duración y resistencia de alto nivel.

Los neumáticos de tecnología clásica se rigen por una regla que establece la presión recomendada con arreglo a la carga y velocidad. Gracias a la tecnología Michelin Ultraflex, la firma francesa rompe esta regla y hace posible en lo sucesivo optimizar las presiones sea cual sea la velocidad.

Aunque se aumente la carga o la velocidad, la presión de los neumáticos utilizada en el momento del trabajo, a igual dimensión, siempre es inferior a la empleada con los neumáticos de tecnología clásica. Los suelos se encuentran así preservados a causa de su menor compactación, y conservan de esta manera su potencial agronómico.