27 neumáticos fuera de uso convertidos en losetas para uso específico en establos y boxes para caballos son, según TNU, necesarios para cubrir un box estándar de una cuadra de 9m2, lo que reduciría más de 900 Kg de emisiones de CO2 ahorrando casi 300 litros de petróleo y haciendo feliz al caballo.

El resultado, es un producto resistente y medioambientalmente sostenible que aumenta el confort del animal que reduce el riesgo de lesiones. El suelo de caucho compacto proporciona un equilibrio firme a la vez que suave, con un excelente agarre que absorbe los impactos neutralizándolos.

Asimismo la superficie rugosa antideslizante, fomenta que los animales caminen con seguridad, y sus pezuñas se desarrollen correctamente, presentando menos problemas de cojera. Además son permeables, por lo que el agua y la orina del animal drena a través de sus poros sin dificultad.

Debido a esto, cada loseta dispone de una estructura de puntos de apoyo especial que evita que la suciedad quede atrapada. A su vez, el recubrimiento superior facilita su limpieza, aportando una fácil instalación que no necesita obra.

Con este consejo, TNU continúa con su nueva campaña de información y concienciación sobre el reciclaje y tratamiento de los neumáticos usados. Bajo el título "¿Sabías qué…?" pone en conocimiento del gran público todo aquello que hay detrás del proceso de reciclado de los neumáticos.