El Grupo Marangoni ha perfeccionado su proceso de fabricación de bandas para recauchutado de neumáticos para camiones y maquinaria anunciando una nueva en el recorrido de mejora tecnológica del sistema de mezcla de la planta de Rovereto (Trento).

Tras la instalación en 2015 de un avanzado mezclador Intermix equipado con rotores compenetrables de distancia variable, el siguiente objetivo ha sido la introducción de la solución de dosificación automática de última generación propuesta por la empresa especializada Lawer. La llegada a término de esta inversión permitirá elevar todavía más los estándares de calidad y la precisión de un sistema de mezclado a la vanguardia tanto a nivel nacional como internacional.

La evolución del mercado del recauchutado y la búsqueda continua de mejores beneficios para los clientes ha llevado al Grupo Marangoni a invertir en tecnologías que satisfagan la demanda de compuestos cada vez más efectivos. En este contexto, se vuelve por lo tanto esencial, además de la rapidez y la eficacia a la hora de responder a las necesidades del mercado, una calidad cada vez mayor: se trata de una exigencia a la que se debe responder también mediante el uso de tecnologías avanzadas para la dosificación, la manipulación, la gestión y el control de las materias primas, como las que garantiza el dosificador automático Lawer «Supersincro».

En palabras de Gianluca Merlo, director de operaciones en Italia de Marangoni S.p.A.: «El sector de los neumáticos industriales se caracteriza por la continua aparición de nuevas necesidades por parte de los usuarios finales y por una evolución tecnológica que avanza rápidamente. Este nuevo salto generacional para la sala de mezclas de Rovereto aumentará aún más el nivel de calidad garantizado por nuestra planta. Dicha inversión también demuestra, una vez más, que Marangoni representa una referencia para las empresas orientadas a la innovación de los procesos de producción como Lawer, que apuntan a realizar proyectos del más elevado valor tecnológico».