El fabricante de neumáticos finlandés, Nokian Tyres, iniciará las obras de construcción de su nuevo centro tecnológico para neumáticos de verano e invierno en Santa Cruz de la Zarza (Toledo) en 2017, en una parcela de 300 hectáreas.

La primera fase del complejo estará operativa a lo largo del próximo año, y la finalización se calcula para finales de 2019. Su objetivo principal es probar neumáticos de verano con altas velocidades, y también servirá para hacer tests con los neumáticos de invierno, la especialidad de la compañía finlandesa.

El centro contará con tecnología de vanguardia y estará rodeado por una pista oval de 5 kilómetros, con curvas de bancada que permitirán que se alcancen velocidades de hasta 300 kilómetros por hora. “Existe una demanda de neumáticos de alta velocidad especialmente en Europa Central y América del Norte, las dos áreas en las que actualmente estamos buscando un fuerte crecimiento”, afirma Antti-Jussi Tähtinen, vicepresidente de marketing y comunicación de Nokian Tyres.

En el interior de la pista ovalada habrá otras pistas de menor tamaño que se utilizarán para estudiar el comportamiento de los neumáticos en conducción y frenado sobre suelos húmedos. También servirán para la mayoría de las pruebas de homologación de neumáticos, como las de ruido.

La selección en Toledo se basó en la necesidad de encontrar una ubicación en el sur de Europa, soleada y con temperaturas cálidas. Debía estar, además, bien conectada por aire y carretera para que los neumáticos, los coches, el personal de prueba y los clientes pudieran llegar fácilmente. Entre otros fines, el centro se utilizará también para organizar eventos de lanzamiento de productos.

Este nuevo centro tecnológico será el primero fuera de Finlandia, donde cuenta con uno en Ívalo, al norte del Círculo Polar Ártico. Inaugurado en 1986, se emplea para probar el manejo de los neumáticos en condiciones extremas sobre nieve y hielo, y sus características de aceleración y frenado.

Nokian Tyres tiene otro centro de pruebas en la ciudad que le da nombre y donde tiene su sede, Nokia. En el nuevo centro situado al sur de Madrid hará una inversión de 16 millones de euros, aproximadamente. De esta forma, podrá hacer pruebas de productos para todo el año en pistas exigentes y variadas.