Pirelli ha reunido en el Museo del Automóvil de Turín la Fórmula 1, Motorsport y los automóviles del Segmento Prestige para celebra sus 110 años en el deporte del motor, con más de 340 campeonatos y 2.200 carreras en los cinco continentes.

Hace muchos años que el deporte del motor constituye un elemento crucial en el desarrollo tecnológico de neumáticos de automóviles y motocicletas. Pirelli empezó a ser consciente de ello a final del siglo XIX, cuando el fundador de la compañía, Giovanni Battista Pirelli, vio que las competiciones podían ejercer de banco de pruebas para sus productos de calle. Y esta es justo la efeméride que se ha celebrado en el Museo Nacional del Automóvil de Turín, un verdadero icono de la historia motorizada de los últimos dos siglos y punto de exposición del Itala 35/45HP que se impuso en la Pekín-París y abrió el primer capítulo de la ilustre historia de Pirelli en el mundo del motorsport.

Del Itala del príncipe Scipione a los neumáticos de F1 que debutarán en el próximo Gran Premio de Australia, primera cita del campeonato del mundo 2017, la colección de tesoros de dos y cuatro ruedas expuestos y que equipan neumáticos Pirelli representa 110 años de historia en la competición. Un Porsche 911S Turbo de producción y un Lamborghini Huracan GT3 de carreras simbolizan claramente las similitudes entre sus P Zero (emblema de los neumáticos de ultra-altas prestaciones de Pirelli) para la carretera y el circuito, respectivamente. Las gomas que monta la Ducati del Campeonato del Mundo de Superbikes también caracteriza el famoso leitmotiv que reza: “Vendemos el material con que corremos, corremos con el material que vendemos”.

La palabra Prestige va asociada también a una filosofía particular: el símbolo de Pirelli como elección perfecta para las motos y los coches más venerados. El éxito mundial en las carreras es el mejor escaparate para los productos que se exhiben, por ejemplo, en las boutiques P Zero World. Estos exclusivos puntos de venta y servicio han sido diseñados a la medida de la clientela más exclusiva de Pirelli. El primero de ellos abrió hace unos meses en Los Ángeles, y se espera que muchos otros se añadan a la lista en todo el mundo.

Pirelli ha gozado en la celebración de la presencia de algunas de las estrellas actuales de la Fórmula 1 o el legendario Alessandro Zanardi. También ha acompañado a la marca en tan singular acontecimiento Stefano Domenicali, presidente de Lamborghini. La lista de invitados también incluye la presidencia de McLaren F1, los especialistas en neumáticos de Ferrari o el numeroso personal de los mejores equipos de F1, que han compartido por videoconferencia sus primeras experiencias con los nuevos neumáticos anchos y sus expectativas para la nueva temporada que se avecina.

Los 110 años de Pirelli en el deporte del motor han sido la excusa para abrir también las puertas de la factoría de Settimo Torinese, la más avanzada tecnológicamente de la marca. En el corazón de la misma se encuentra el Next Mirs, el sistema de producción industrial más digitalizado existente en la actualidad, patentado por Pirelli y que representa la vanguardia tecnológica. Settimo Torinese es también la fábrica donde se produce compuestos, entre ellos los utilizados en la Fórmula 1.