En la edición de este año de Agritechnica, Continental ha presentado su nuevo neumático híbrido que incorpora sensores de presión para ayudar al operador a minimizar la compactación del suelo en los campos y reducir el desgaste en carretera. Esta novedad también cuenta con los sistemas ContiPressureCheck, para vehículos individuales, y ContiConnect, para flotas como soluciones inteligentes para el sector agrícola.

El nuevo neumático Continental VF TractorMaster Hybrid está concebido para proporcionar a los operadores la tecnología necesaria para ajustar eficientemente la presión del aire a la tarea correspondiente. Desarrollado en Lousado (Portugal), en estrecha colaboración con otros centros europeos de I+D del Grupo, este neumático de muy alta flexión (VF) incorpora un nuevo y exclusivo diseño híbrido de la banda de rodadura que ofrece tracción en el campo y es más confortable en carretera.

La estructura de la carcasa del neumático Continental VF TractorMaster Hybrid es más resistente que los neumáticos convencionales, por lo que puede operar a presiones más bajas en el campo y a velocidades más altas en la carretera, con la misma capacidad de carga. Esto añade valor, ya que los neumáticos subinflados aumentan el consumo de combustible en carretera, mientras que, en el campo, los sobreinflados provocan una mayor compactación del suelo. Para un rendimiento óptimo en todas las condiciones, el neumático híbrido, junto con los sensores de neumático integrados, puede inflarse rápidamente para su uso en carretera y desinflarse para trabajar en el campo. Cuando se monta en tractores con compresores de aire en cabina, el operador puede controlar y ajustar la presión del neumático sin necesidad de abandonarla.

Continental ha desarrollado un sistema de control de la presión del neumático integrado que consta de diferentes componentes como sensores, una estación Yard Reader, gestión de backend, así como un portal web y un servicio de notificación. Con ContiConnect, los datos recopilados por los sensores se recogen en una estación Yard Reader al regresar el vehículo a la base y envía los datos al backend donde se analizan e interpretan.

La estación receptora Yard Reader se instala en los puntos de contacto frecuentes de la flota, como en la zona de lavado, en las áreas de repostaje de combustible, en la propia explotación o en cualquier otro punto de control. Al proporcionar esta información, la flota se beneficia de una reducción del número de averías, disminuye los costes de mantenimiento y genera valor al aumentar el tiempo de actividad del vehículo.

Por otro lado, ContiPressureCheck se instala en vehículos individuales para proporcionar al operador datos de los neumáticos en tiempo real. Esta tecnología ofrece una completa perspectiva de cómo están rindiendo en todo momento los neumáticos para maquinaria agrícola. El sensor en el interior mide y comunica la presión y temperatura del neumático para ayudar al operador a decidir la presión óptima de trabajo.