Un grupo de investigadores de la Universidad de Ciencias Aplicadas de Leipcig, liderado por el Profesor Detlef Riemer, ha creado un neumático inteligente que se adapta por sí solo a las condiciones de la via mientras circulamos. La "adaptación" de este tipo de neumático se produce mediante sensores electrónicos que reconocen los diferentes tipos de piso y si está mojado, seco o nevado. Una vez que la unidad de proceso de los neumáticos cuenta con los datos, el perfil de la rueda aumenta o se ensancha dependiendo de las condiciones.

El Profesor Riemer dice que "esto significa que el vehículo llevará siempre el mejor neumático posible y que el consumo y la rumorosidad serán óptimos".

Estos neumáticos, presentados recientemente en la Feria de Hannover, ya han sido patentados en Alemania aunque aún es pronto para hablar de fabricación y comercialización.