1. Definir los objetivos de desarrollo. Antes de comenzar el complejo proceso de desarrollo de los neumáticos, el cual puede llevar tres años o más, el equipo responsable de marketing de producto evalúa al consumidor y las necesidades de los clientes en el segmento que corresponde. Se lleva a cabo una extensa investigación de mercado en toda Europa, con el fin de definir las expectativas específicas de los consumidores, identificar sus preferencias a través de los distintos mercados y de predecir las tendencias futuras. Los expertos analistas de mercado de Goodyear estudian constantemente la industria del automóvil para identificar cualquier oportunidad para nuevos productos. Un equipo de ingenieros trabaja en estrecha colaboración con todos los principales fabricantes de automóviles, incluyendo los de turismos y vehículos comerciales, evaluando y definiendo las necesidades de futuros modelos para crear un producto que se adecúe puntualmente a las especificaciones exactas.
    También existen varios requerimientos reguladores establecidos a nivel mundial, en la Unión Europea y, a veces, dentro del propio país, que deben ser considerados durante el desarrollo de los neumáticos. Goodyear también tiene en cuenta los criterios de pruebas de neumáticos realizados por las revistas de automoción y por los clubes de automóviles, ya que su evaluación tiene una gran influencia en la elección de los consumidores.
    El objetivo de esta primera etapa es establecer metas específicas de prestaciones para el nuevo producto. Durante el proceso de desarrollo, Goodyear tiene en cuenta más de 50 criterios al desarrollar un neumático nuevo.
     
  2. El papel de los diseñadores. Los diseñadores están presentes desde el concepto inicial, a través del desarrollo, hasta la comunicación visual del producto final. Hay dos tipos de diseñadores de neumáticos que forman parte del proceso de desarrollo del neumático. El diseñador creativo, que se centra en el aspecto de la banda de rodadura y en los flancos; y el diseñador técnico, que se centra únicamente en los efectos sobre el rendimiento de un diseño específico. El diseñador creativo tiene en cuenta las expectativas del consumidor, la marca, las necesidades del producto y los aspectos estéticos en general. El diseñador técnico es responsable del diseño de la banda que, con todos sus bloques, surcos y canales, tiene un impacto directo en criterios importantes de rendimiento, como el agarre, la resistencia al aquaplaning, la manejabilidad y el nivel de ruido.
     
  3. La estructura: refuerzo y estabilidad son las claves. La estructura de un neumático es fundamental con respecto a sus prestaciones y hay muchas variaciones determinantes en el proceso de fabricación. Esto implica el uso de varios compuestos diferentes y materiales de refuerzo, tales como el acero, el poliéster o las fibras de aramida. Actualmente, los radiales son los neumáticos que se fabrican a nivel global, si bien los diagonales todavía se fabrican para determinadas aplicaciones.
    El proceso de fabricación de la carcasa es muy importante con respecto a las prestaciones globales del neumático en cuanto a que puede influir en muchas características de rendimiento incluyendo el equilibrio del neumático, la fuerza de este a alta velocidad y en las curvas, el agarre, la carga y la resistencia a la rodadura, la distancia de frenado y el desgaste de la banda.
     
  4. El compuesto y el arte de la mezcla. La creación del compuesto de un neumático consiste en reunir todos los ingredientes requeridos para mezclar una tanda de compuesto de caucho. Cada componente tiene una mezcla diferente de ingredientes de acuerdo con las propiedades necesarias para ese componente. Se puede comparar con un chef que mezcla los ingredientes de una receta de manera que las variaciones sutiles en la mezcla de los mismos pueden llevar a resultados muy diferentes. Todas las áreas clave del neumático contienen diferentes compuestos y cada compuesto diferentes ingredientes. Los ingredientes del compuesto utilizados y la forma en la que se mezclan tienen un gran impacto en las prestaciones de un neumático. El uso de ingredientes de primera calidad y la selección de los mejores compuestos y mezclas son aspectos que sitúan a los fabricantes de neumáticos premium lejos de sus competidores budget.
     
  5. Fabricando el prototipo. Una vez que los componentes, compuestos, materiales específicos y el diseño de la banda de rodadura han sido definidos, se procede a fabricar los neumáticos prototipos para poder probarlos en laboratorios de ensayo y en vehículos. El equipo trabaja en estrecha colaboración con el departamento de evaluación de neumáticos para que los prototipos puedan ponerse a prueba en un amplio programa de ensayo y los resultados pueden ser enviados de vuelta al equipo de I+D. Los neumáticos prototipo están hechos a mano y fabricados en instalaciones, en el caso de Goodyear en el Centro de Innovación de Goodyear en Luxemburgo (GICL), donde el fabricante de neumáticos se asegura de que los diferentes componentes del neumático se fabrican de acuerdo con las especificaciones recibidas del equipo de Investigación y Desarrollo. Los componentes se ensamblan en un tambor con un orden específico y unos ajustes predefinidos. El producto final de este proceso se denomina neumático verde, refiriéndose a su estado sin vulcanizar. Este neumático verde se vulcaniza en un molde específico instalado en una prensa de vulcanizado. Después, el neumático vulcanizado es inspeccionado a fondo y se envía al departamento de pruebas.
     
  6. Evaluación del neumático. Millones de kilómetros recorridos. Más de 270 pilotos de pruebas de Goodyear junto con ingenieros y técnicos de 12 diferentes nacionalidades superan los 100 millones de kilómetros cada año, asegurándose que nuestros neumáticos se están probando en un lado u otro del planeta durante las 24 horas del día. Los tests constituyen una actividad importante para la empresa, que prueba más de 70.000 neumáticos al año en sus laboratorios con terrenos pistas de pruebas y en las carreteras. En Europa Goodyear es propietaria de tres pistas de pruebas con instalaciones específicas de para poner al límite los neumáticos, situadas en Francia, Alemania y Luxemburgo. Cada año, se utilizan más de 500 vehículos para llevar a cabo las pruebas de neumáticos. Durante la fase de desarrollo del producto, los neumáticos de la compañía se someten a rigurosas pruebas tanto en los tambores de laboratorio como en la pista.
     
  7. Industrialización y fabricación. El proceso de industrialización tiene como objetivo la creación de infraestructuras de producción, procesos y equipos para garantizar el éxito del lanzamiento de un nuevo producto, a nivel de producción en masa. Una vez establecidos los objetivos iniciales de marketing y completada la fase de verificación del prototipo, el producto inicia una fase de extrapolación de línea. Las nuevas especificaciones se aplican a toda la cartera de tamaños y en la planta se llevan a cabo pruebas individuales de calificación. Para una compañía como Goodyear que opera en un mercado global, supone la definición, estandarización e implantación de los procesos de fabricación necesarios para la producción de ese neumático en particular en cada planta con los mismos estándares de calidad, ofreciendo las mismas prestaciones al consumidor final. En la región de Europa, Oriente Medio y África, Goodyear produce más de 70 millones de neumáticos al año en centros de producción en siete países. Los encargados de la planificación respecto a la demanda existente se enfrentan cada día al reto de predecir y planificar la cantidad, tipos y tamaños requeridos por el mercado.