Después de 39 meses de crecimientos consecutivos, las ventas de vehículos comerciales ligeros experimentan una caída del 5,5% en octubre, con un volumen de 13.684 unidades. Esta ralentización es debida, según ANFAC, al efecto estacional de un día menos en el calendario, comparado con el mismo mes del año anterior, aunque también ha influido la finalización del Plan PIVE, ya que este programa también acogía a las furgonetas.

En el conjunto de los diez primeros meses del año, este segmento acumula un crecimiento del 10,8%, totalizando las 140.188 unidades. Por ello, y a pesar del descenso del mes pasado, la previsión para este año está cerca de las 170.000 unidades.

Por segmentos, el canal de autónomos acumula un crecimiento del 16,6% en los diez primeros meses del año, con un total de 47.673 unidades, mientras que en el mes de octubre experimentó una caída del 5,1%, totalizando 4.499 unidades, ligado a la finalización del Plan PIVE.

Por el contrario, el canal de empresa, que representa más de la mitad del mercado, aumenta sus matriculaciones un 15,8% en el periodo enero-octubre, con un volumen de 74.773 unidades. En el mes de octubre, este canal incrementó sus ventas un 5,4% con 8.381 unidades. Por último, el canal de alquilador cae un 15,8% en lo que llevamos de año, sumando un total de 17.742 unidades, y en octubre, reflejó una caída del 55% y un total de 804 unidades.