La ciudad de Jacareí, en el Estado de Sao Paolo (Brasil), cuenta ahora con un parque industrial de automóviles de más de 400.000 m2, gracias a la colaboración del ayuntamiento de la ciudad con una empresa china del sector automoción.

El parque dispondrá de la mayoría de los productos y servicios necesarios para la industria, con el objetivo de establecer una cadena integral de servicios para los automóviles chinos en Brasil.

 

Recordemos que Jacareí se ubica en la zona económica principal entre Sao Paulo y Río de Janeiro, donde se hallan muchas empresas y fábricas internacionales de automóviles, como General Motors y Volkswagen.

Además, también en esta área se localizan proveedores de componentes, como Pilkington y Eaton. El mayor participante del parque es la empresa Chery en Brasil, además de otras firmas tanto chinas como brasileñas. Cubrirá la mayoría de las necesidades del sector.

Peng Jian, presidente de Chery en Brasil, considera que los "proveedores relacionados con nuestra cadena industrial, por ejemplo, de servicios logísticos, componentes y otros módulos como la transmisión y el motor van a reunirse en este nuevo parque industrial.¨

Por su parte, Luis Francisco Curi, vicepresidente de Chery en Brasil, opina que las 25 empresas contempladas en este proyecto van a establecer esta cadena de suministro, que puede ayudar a aumentar la producción con eficiencia y reducir el costo. "Ellas ya casi cubren todas las necesidades para el sector del automóvil", apunta.