La producción de automóviles, vehículos comerciales, camiones y ómnibus sumó en Brasil un total de 3,5 millones de unidades entre enero y noviembre, un récord histórico para el período, destacó la Asociación Nacional de Fabricantes de Vehículos Automotores (Anfavea).

Respecto a los mismos meses de 2012, la producción experimentó un aumento del 11,8%. En este sentido, las exportaciones también marcaron un récord, con 522.970 vehículos vendidos.

Por otra parte, las ventas en el mercado local alcanzaron los 3,41 millones de unidades, significando un leve descenso del 0,8%.

Las expectativas son que las ventas en diciembre se vean impulsadas por el aumento previsto en enero del Impuesto sobre los Productos Industrializados (IPI), que había sido reducido por el gobierno para estimular la actividad del sector.

La subida del IPI fue confirmada por el ministro de Hacienda, Guido Mantega, desveló el presidente de Anfavea, Luiz Moan, aunque sin precisar el porcentaje que tendrá la cuota.

Anfavea prevé un aumento total del 11,9% en la producción de automóviles para todo este año, contabilizando 3,79 millones de unidades.