Chile dispondrá en el primer semestre de 2015 de una fábrica de baterías de litio para vehículos eléctricos que servirá, indicó Manuel Mata, líder del proyecto, como complemento a los sistemas de generación de Energías Renovables No Convencionales (ERNC), paneles solares o aerogeneradores, permitiendo guardar la energía y ocuparla cuando sea necesario.

 

Esto implicaría un ahorro en la cuenta de energía cercano a un 30%, según cada caso, y hará posible la venta de los excedentes. Elibatt 4.0, como se denomina, es una batería inteligente, que fue creada bajo los protocolos de 'Internet de las cosas', señaló el director del Centro de Innovación del Litio de la Universidad de Chile, Jaime Alée, pues cada módulo posee sistemas de sensores electrónicos, comunicaciones y almacenamiento de datos que interactúan con dispositivos externos a través de una aplicación para móviles y una plataforma en la nube que posibilita administrar varias baterías al mismo tiempo.

Aseguró Alée seguidamente que el precio de cada unidad es muy competitivo ante las opciones que se encuentran en el mercado y que cuando empiecen a comercializarse a partir del próximo año, contarán con una garantía y un soporte técnico eficiente, que permitirá reparar las unidades dañadas.

Estas baterías se fundamentan en un sistema modular de acumulación de energía, basado en celdas de litio que permiten alimentar artefactos y sistemas eléctricos de baja y mediana potencia, tales como televisores, computadores, teléfonos celulares, vehículos eléctricos e, inclusive, viviendas y edificios.