El Consejo de Administración y el Comité Ejecutivo de Volkswagen han tomado una importante decisión para el futuro del Grupo Volkswagen. Como parte de su ofensiva de electrificación, el Grupo Volkswagen seguirá adelante con la puesta en marcha de una planta de producción de celdas de batería en Europa, con el apoyo de un socio. Para ello, el Consejo de Administración ha aprobado inversiones de cerca de 1.000 millones de euros.

Está previsto ubicar el centro de producción de celdas de batería en Baja Sajonia (Salzgitter). También se ha decidido iniciar negociaciones concretas con las otras localizaciones potenciales sobre la nueva planta multimarca planeada en Europa.

"En la reunión del Consejo de Administración de hoy, hemos aprobado importantes decisiones estratégicas para el Grupo Volkswagen. Como parte de nuestra amplia ofensiva de electrificación, planeamos consolidar nuestras capacidades en materia de baterías a través de alianzas estratégicas. Al mismo tiempo, deseamos ampliar nuestras capacidades de producción en Europa, para apoyar nuestros planes de crecimiento. Dada la creciente complejidad de nuestra industria y los retos asociados, es esencial que nos centremos en nuestro negocio principal", dijo Hans Dieter Pötsch, presidente del Consejo de Administración.