Las matriculaciones de automóviles en el mercado estadounidense cerraron el pasado año con un volumen de 15,6 millones de unidades, representando una subida del 7,6% respecto a las cifras del curso precedente, desvela Autodata Corp.

Durante el mes de diciembre, los coches comercializados alcanzaron la cifra de 1,36 millones de unidades, lo que se traduce en un incremento del 0,3% en comparación con los 1,35 millones matriculados en el mismo mes de 2012.

El líder del mercado estadounidense en el conjunto de 2013 fue General Motors, con unas entregas de 2,78 millones de unidades - un 7,3% más -, por delante de Ford, con 2,48 millones ( 10,8%), Toyota, con 2,23 millones de unidades ( 7,4%), Chrysler, con 1,8 millones de unidades ( 9%) y Honda, con 1,52 millones de unidades ( 7,2%).