General Motors ha llamado a revisión 249.260 vehículos de las marcas Buick, Chevrolet, GMC, Isuzu y Saab en Estados Unidos, a causa de un problema en el elevalunas, según informó la empresa a la Administración Nacional de Seguridad en el Tráfico por Carretera de Estados Unidos (NHTSA).

La compañía indicó que esta campaña de revisión afecta a los modelos Chevrolet Trailblazer y GMC Envoy XL fabricados entre 2005 y 2006, así como a las unidades fabricadas entre 2005 y 2007 de los Chevrolet Trailblazer, GMC Envoy, Buick Rainier, Saab 9-7x y del Isuzu Ascender.

General Motors explicó que puede entrar líquido en el módulo de la puerta del conductor de estos vehículos, lo que puede provocar corrosión y un cortocircuito en el sistema eléctrico. Esta situación puede derivar en un mal funcionamiento del elevalunas y en el sistema de bloqueo de la puerta.

La compañía estadounidense apuntó que este defecto en el dispositivo eléctrico de la ventanilla del conductor puede derivar en un pequeño fuego, lo que aumenta la posibilidad de sufrir daños personales entre los ocupantes.