El departamento de Transportes de Estados Unidos ha publicado las nuevas directrices federales para los vehículos autónomos, que sustituyen a las dadas por Obama en 2016, informan nuestros compañeros de Vehiculoprofesional.info.

El documento, titulado “Automated Driving Systems 2.0: A Vision for Safety”, recoge la orientación de la administración de Donald Trump en este área, para lo cual proporciona un marco de aplicación voluntaria para los fabricantes y el resto del sector sobre las tecnologías de aplicación en vehículos autónomos, su ensayo y despliegue seguro.

Las nuevas directrices han cosechado inmediatamente las críticas de la Consumer Union, que las considera “un paso atrás” para la seguridad de los consumidores, así como el apoyo incondicional del American Center for Mobility, quien se escudó en el rápido desarrollo de estas tecnologías para valorar el hecho de que las directrices sean meras "orientaciones" y no "regulaciones".

El documento aborda una amplia gama de temas, incluyendo la prevención de accidentes, la interfaz hombre-máquina, los métodos de validación, la ciberseguridad del vehículo, el comportamiento del sistema de conducción automatizado posterior a un accidente, el registro de datos, la educación del consumidor y el papel de los gobiernos estatales.