México cerrará el presente ejercicio 2014 con un superávit comercial en el sector automoción de 47.000 millones de dólares (37.663 millones de euros), nuevo récord histórico para la industria, que se consolida como la principal generadora de divisas, asegura Eduardo Solís, presidente de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (Amia).

 

Esta cantidad es un 8.2% superior a la registrada en 2013, según datos del Banco de México. En este sentido, Solís indicó que se estima que un 80% de la producción nacional se haya exportado en 2014.

"Todo apunta que para 2020 México alcance una producción de cinco millones de vehículos anuales, de los que más de cuatro serán enviados al exterior, con lo que el país se colocará dentro de los tres mayores exportadores a escala global", vaticina.

Solís resaltó asimismo que la debilidad seguirá siendo el mercado interno, debido a problemas estructurales que tomará tiempo reparar, como la importación de vehículos usados provenientes de Estados Unidos. "Debemos sentirnos orgullosos. Estamos demostrando que podemos llegar a más de 100 países del mundo con un producto competitivo", expresa el dirigente.