El arranque de producción de las nuevos constructores como BMW y Toyota, así como la renovación de modelos Nissan, son algunas de las causas de que la industria del automóvil mexicana espere crecimiento récord para el 2019 y nuevas inversiones, aseguró Óscar Albín, presidente de la Industria Nacional de Autopartes (INA).

En conferencia de prensa, el directivo explicó que el nivel de producción de piezas alcanzará la facturación de los 100.000 millones en 2019. México exporta el 80% de su producción anual, principalmente a Estados Unidos, y en los últimos meses la demanda de ese mercado se ha elevado por piezas para pick up y camionetas, mientras que de sedanes se mantiene el ritmo en menor medida.