La industria automoción de México pidió avanzar en la implementación del programa Proauto para impulsar a las pymes proveedoras del segmento de componentes, hoy detenido.

El presidente de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (Amia), Eduardo Solís Sánchez, destacó la importancia que las pymes nacionales productoras de componentes sean beneficiadas con la apertura de nuevas plantas a partir de 2016.

 

"La gran oportunidad que hay en el sector automoción de crecer y ampliar los efectos multiplicadores en beneficio del sector están en la proveeduría de 2° nivel y algunos dicen que hasta de tercer nivel", subrayó.

Expuso seguidamente que para incorporar a proveedores de componentes originales a los niveles uno y dos "necesitamos un plan de trabajo que nos ayude a mejorar la integración regional".