Un análisis del valor de los 60 componentes de automoción que más se sustituyen en México por accidentes desveló que, en algunos modelos, el valor de éstos puede llegar a superar el coste total de la propia unidad, indica Cesvi México (entidad perteneciente a Cesvimap).

El estudio anual de la 'Canasta Básica de Repuestos', elaborado por el Centro de Experimentación y Seguridad Vial de México, tiene como objetivo que los involucrados en la gestión, seguimiento y provisión del siniestro puedan tomar decisiones bien informados.

Para obtener qué piezas son las más sustituidas y su frecuencia, se observó las ocasiones que se cambiaban en los vehículos. Seguidamente se agruparon y generalizaron la descripción de las mismas de acuerdo a su ubicación y función, permitiendo identificar los 60 recambios más sustituidos y su orden.

Así, por cada vehículo considerado dentro del informe se cotizaron las 60 piezas correspondientes en distribuidores oficiales autorizados por la marca. Por ejemplo, los recambios del Chevrolet Matiz representan un 127%, comparado con el precio del vehículo, mientras los del Nissan March lo hacen en un 60%.

En el caso de los compactos, tres modelos muestran un coste en los recambios más elevados que el valor final. Los del Chevrolet Malibu, por ejemplo, son un 106% del precio del vehículo. Por el contrario, los del Volkswagen Jetta suman el 41%.

Por su parte, en los camiones ligeros, únicamente dos de once modelos superan en precio los recambios más sustituidos al precio total de los vehículos, revela el estudio. El más evidente es el del Chevrolet Silverado, que alcanza el 119% del precio del coche.