La industria automovilística portuguesa produjo, entre enero y agosto, 104.209 vehículos, lo que representa un descenso del 9,5% respecto al mismo periodo del 2012, según datos de la Asociación del Automóvil de Portugal (ACAP).

La fabricación de agosto cayó, además, un 7,9 % respecto al mismo mes del año anterior, hasta alcanzar las 3.115 unidades. El 96,9% de estos vehículos se dedicaron a la exportación, un 9,8% menos.

Señalar que todas las categorías descendieron su producción, aunque especialmente preocupante fue la caída entre turismos, con un descenso del 39,4%.

Las fábricas de Autoeuropa (a 30 km. al sur de Lisboa), que trabaja para la alemana Wolkswagen, y la de Mangualde (a 140 km. al sureste de Oporto), que produce para la francesa Citröen, son dos de las principales empresas exportadoras de Portugal. Sus ventas suponen en torno al 1 % del PIB luso.