Autoridades uruguayas anunciaron su intención de ir eliminando neumáticos usados y desechados de vehículos, estimados actualmente en tres millones en todo el país.

Funcionarios de la Dirección Nacional de Medio Ambiente (Dinama) expusieron que el Gobierno prepara un decreto que obligará a los importadores y productores de neumáticos a hacerse cargo de la gestión de ese producto una vez cumplida su vida útil.

 

Marisol Mallo, asesora en Planificación y Gestión de Residuos y Sustancias de la Dinama, aseguró que se trata de un problema de larga duración que se debe abordar cuanto antes, porque los neumáticos requieren un canal de salida.

Tras señalar que el decreto busca prevenir la afectación ambiental y sanitaria que produce la inadecuada gestión de estos residuos, planteó que los importadores y productores deben presentar planes adecuados antes de finalizar 2015.

Además del problema medioambiental, preocupa el aspecto sanitario que implica la proliferación de vectores dentro de los neumáticos abandonados, particularmente del mosquito Aedes Aegypti, transmisor del dengue.

A juicio de Mallo, la normativa prohibirá explícitamente la quema a cielo abierto de neumáticos y establecerá que sólo puedan ser llevados a disposición final con la autorización de la Dinama.