El Grupo BMW está plenamente preparado para enfrentarse a los retos que deparará el futuro mediante la inclusión de la tecnología BMW eDrive en diferentes modelos de la marca, el continuo desarrollo de motores de combustión con tecnología TwinPower Turbo y la elaboración del Fuel Cell Electric Vehicle (FCEV, vehículo eléctrico con pila de combustible), que tiene una proyección de largo plazo.

 

Ello es posible porque se recurre a arquitecturas diversas y debido a la variedad de las tecnologías de propulsión, pues para cada segmento y necesidad se ofrece la tecnología apropiada, recurriendo a eficientes motores de gasolina y diésel, a sistemas híbridos eléctricos enchufables, a motores eléctricos alimentados por batería y, en el futuro también, a vehículos eléctricos con pila de combustible por hidrógeno.