El Grupo Bosch regresa a la senda del crecimiento, con unas ventas que superan el nivel de 2.007, el año anterior a la crisis global. Durante 2.010, la empresa alemana de tecnología y servicios logró, según cifras provisionales, unas ventas de 47.300 millones de euros, lo que representa un 24 % más que en el ejercicio previo.

“Éste es el récord de ventas anuales de los 125 años de nuestra existencia”, reflejó Franz Fehrenbach, presidente de la alta gerencia. De la misma forma, los beneficios del grupo también mejoraron ostensiblemente, volviendo - antes de impuestos - al objetivo de 7-8 % de las ventas, tras las pérdidas durante 2.009: 1.200 millones de euros.

Señalar, por otra parte, que el fuerte crecimiento en los países emergentes asegura puestos de trabajo en Alemania y que la firma espera que el “crecimiento global continúe, con unas ventas en 2.011 que superen los 50.000 millones de euros”.