La industria brasileña de automoción, una de las más fuertes del planeta, fabricó durante el primer trimestre del año un total de 482.300 vehículos, un 27,8% menos que los producidos en el mismo periodo del curso anterior.

Son datos facilitados por Anfavea (Asociación Nacional de Fabricantes de Vehículos Automotores), antes de apuntar que, sin embargo, la producción de vehículos sí creció en marzo, alcanzando las 195.300 unidades, un 42,6% más que en febrero, aunque un descenso del 23,7% respecto al mismo mes de 2015.

Por otro lado el número de matriculaciones fue de 481.300 a lo largo de enero, febrero y marzo, con una contracción del 28,6% frente al primer trimestre del pasado ejercicio.