Castrol, destacado fabricante de aceite de motor, se ha asociado con TomTom para estudiar el impacto en la conducción de las frenadas y acelerones de todo el mundo.

Un total de 50 ciudades y regiones de todo el planeta serán analizadas  y los datos serán publicados por ambas compañías en septiembre de 2013.

Los estudios de Castrol ya demuestran que los conductores pueden experimentar hasta 18.000 frenadas y acelerones a lo largo de cada año.

El pionero estudio que Castrol está llevando a cabo con TomTom mostrará el número de frenazos-acelerones que se hacen en diferentes ciudades de todo el mundo. TomTom, por su parte, utilizará su información precisa de tráfico para analizar la conducción de los usuarios a través de toda la red de carreteras del mundo.

Gareth Bracchi, desarrollador tecnológico senior de Castrol considera que "los acelerones y frenadas son un problema mundial que no sólo afecta en los tiempos de viaje, sino que también afecta al desgaste del motor".

"Al asociarnos con TomTom vamos a ser capaces de medir el porcentaje de frenada y acelerones por kilómetro dentro de los límites de cada ciudad, descubrir cuáles son las ciudades con peor tráfico y mostrar cuáles son los conductores que más riesgo tienen de dañar y descastar el motor".

Asimismo, Ralf-Peter Schäfer, director de tráfico de TomTom añade que "esta asociación tiene mucho sentido, ya que el objetivo tanto de TomTom como de Castrol es facilitar la vida a nuestros clientes ya sea en las rutas diarias hacía al trabajo o la escuela o en un viaje de fin de semana".

El estudio va a dar a conocer las condiciones del tráfico en las principales 50 ciudades y regiones de todo el mundo, incluyendo América del Norte (Nueva York), Australia (Sydney), Asia (Pekín, Bangkok, Yakarta, Kuala Lumpur y Hong Kong), Rusia (Moscú), Brasil (Rio de Janeiro) y Europa (Londres, Estambul).