Dennis McCarthy, coordinador de vehículos en la película Fast & Furious 6, eligió al Dodge Daytona Charger 1969 como protagonista del film. Para ello tuvo que construir los Daytona desde cero. Comprar los nueve modelos necesarios para el rodaje suponía una inversión cercana a los 3,5 millones de euros, por lo que la productora optó por construir réplicas.


Esas réplicas exigían el rendimiento, la seguridad, la potencia y la conducción de un Charger o Challenger 2012.
De ese modo en el taller de Dennis McCarthy, en Los Ángeles, se crearon moldes para el alerón trasero y el morro del Daytona 1969, y se colocó un nuevo motor SRT8 procedente de un Challenger 2012 debajo del capó.
Dennis McCarthy pidió a Brembo que diseñara un sistema de frenado único, consistente en una configuración personalizada de doble circuito para las ruedas traseras, con dos pares de pinzas de 4 pistones en aleación de aluminio. Uno de los pares se emplea para la frenada convencional y el otro par está conectado a un freno de mano hidráulico, para el control dinámico que establece el derrapaje del vehículo, uno de los puntos más conocidos de la película.
Los discos tienen una superficie de fricción de 72 estrías con anchura de 350x28 mm y ranurado para competición Tipo III, construcción flotante de 2 piezas, centros de montaje de placa en aluminio y un equipamiento exclusivo de Brembo para una mejor ventilación.
El sistema de frenado delantero se compone de pinzas monobloque ligeras de 6 pistones en aleación de aluminio, con un puente de refuerzo integrado, y zapatas de alto rendimiento con gran superficie y volumen para una mayor durabilidad y resistencia al desgaste. Los discos delanteros son similares a los traseros: superficies de fricción de 72 estrías con 350x34 mm de ancho y ranurado para competición Tipo III.
Junto al Dodge Daytona 1969, aprecen en pantalla otros vehículos como el Mark-1 Ford Escort 1971; el Ford Anvil Mustang 1969; un Jensen Interceptor 1970; el Aston Martin DB9 2012; un Lucra LC470 2012, basado en el Lister Jaguar de los años sesenta; un Alfa Romeo Giuletta 2012; una réplica del Enzo Ferrari 2002 y toda una serie de vehículos militares y motos. También vuelven a la pantalla el Dodge Challenger 2010; el Nissan GT-R 2010 y el Dodge Charger 2012, junto con el Subaru BRZ, el BMW M5 2008, el Mercedes Benz G-Wagon y el Range Rover 2012.
Mientras decides si la ves o no aquí tienes el trailer de la película y un vídeo sobre la aportación de Brembo. Entretenimiento para los amantes de los coches y muchos tiros para los demás.

Gracias por la información al Diario de Venusville

[iframe width="560" height="315" src="http://www.youtube.com/embed/mPYxPzpiGpk" frameborder="0" allowfullscreen ] [iframe width="560" height="315" src="http://www.youtube.com/embed/FltUYVLZEao" frameborder="0" allowfullscreen ]