El Juzgado de lo Penal número 1 de Zamora ha condenado a la pena de seis meses de prisión al director comercial de un concesionario de la ciudad castellana por modificar los contadores de cuatro turismos de segunda mano con el objetivo de aumentar su valor comercial en el mercado.

El condenado es responsable de un delito continuado de estafa en el que concurre la atenuante de reparación del daño al pago, además de una multa por 12 meses con una cuota diaria de seis euros y el pago de las costas procesales.

Los hechos se remontan al año 2013, cuando el director comercial del concesionario adquirió tres vehículos de marca Nissan para venderlos y procedió a modificar los contadores para aumentar su valor comercial, consta en la sentencia.

Uno de los vehículos fue vendido el 5 de noviembre de 2013 por valor de 16.500 euros. En ese momento figuraban 94.219 kilómetros, cuando se comprobó que en realidad tenía a fecha de 18 de abril de 2013 un total de 176.839 kilómetros, por lo que su precio estimado era de 10.383 euros.

Un segundo vehículo fue vendido el 22 de mayo de 2014 por 15.250 euros, figurando 82.514 kilómetros cuando en fecha 5 de febrero de 2013 tenía 149.100 kilómetros y un precio estimado de 11.046 euros.