La red de talleres Confortauto y la actual imagen de la red, Jordi Hurtado, el mítico presentador de televisión, han iniciado una campaña, en formato vídeo, en la que informan a todos los conductores cómo conducir seguros durante estas navidades, realizando una correcta puesta a punto antes de salir de viaje.

Según Confortauto, los diez puntos vitales de del automóvil que se deben revisar son los siguientes:

1. Aceite: es muy importante comprobar la cantidad y calidad del lubricante. Se deben anotar las fechas de cambio del aceite, comprobar su nivel con la varilla indicadora. Si hay que añadir aceite, hay que hacerlo con el motor en frío. El nivel no debe estar por debajo del mínimo pero sin llegar al máximo.

2. Refrigerante: se debe comprobar el nivel del líquido del sistema de refrigeración con el motor frío, ha de estar entre el mínimo y el máximo y nunca llenarse del todo.

3. Limpiaparabrisas: es un líquido muy importante para mantener la visibilidad, por lo que hay que prestar también atención al estado de las escobillas. Con el calor y el frío excesivo se deterioran y no cumplen eficazmente su función.

4. Neumáticos: hay comprobar su estado y el equilibrado si su profundidad es inferior a 3 mm. Revisar que no tengan cortes, abolladuras, perforaciones, ni un desgaste irregular. Si no están equilibradas, el conductor notará ruidos, botes y que vibra el volante. Por último, comprobar la presión en frío y se puede ver la recomendada por el fabricante, en el marco de la puerta, junto al asiento del conductor.

5. Frenos: comprobar el nivel del líquido y que el sistema conserva su presión óptima, además de revisar el desgaste de discos y pastillas.

6. Suspensión: el excesivo balanceo de la carrocería en las curvas y los rebotes y pequeños saltos cuando se frena, son síntomas del mal estado de la suspensión.

7. Luces: Para "Ver y ser visto", hay que verificar el alineado de las luces de los faros periódicamente y corregirlo si es necesario. Supervisar el correcto funcionamiento de todas luces y asegurarse de que se lleva un juego de recambio…, sin olvidarse del triángulo.

8. Batería: son las responsables del 23% de las averías. Las modernas no necesitan mantenimiento, pero en otras hay que verificar los niveles de los vasos y añadir agua destilada, si el líquido no cubre totalmente las placas. Los bornes de contacto de la batería han de estar limpios, bien atornillados y protegidos con vaselina o grasa. Si el coche tarda en arrancar, el problema puede estar en el encendido o la inyección.

9. Climatización: conducir con calor es peligroso porque genera somnolencia. En invierno, hay que encender de vez en cuando el aire acondicionado, para evitar que el líquido del circuito se deteriore y no enfríe. En este caso, habrá que cambiarlo sin dilación.

10. Correa de distribución: sufre un gran desgaste y su rotura implica la destrucción de otras piezas del motor. Habrá que reemplazarla cuando se cumpla el kilometraje o el tiempo especificado por el fabricante, lo que antes suceda. La frecuencia de cambio puede estar entre 60.000 y 240.000 kilómetros para los vehículos más recientes, o entre los cinco y los diez años de antigüedad del coche.