Los Reglamentos de la UE sobre la seguridad de los vehículos tienen como objetivo proteger a los conductores, pasajeros, peatones y ciclistas que pueden ser golpeados por un vehículo durante un accidente. La actual iniciativa de la Comisión Europea tiene por objeto reducir aún más el número de muertes y lesiones en las carreteras.

Para ello, podrían proponerse modificaciones o nuevos requisitos para el Reglamento de seguridad general y el Reglamento de seguridad de los peatones. En estas propuestas, se hace hincapié en los usuarios vulnerables de la carretera, incluidos los niños y los ancianos.

Existen 19 medidas específicas de seguridad vehicular en consideración para la posible actualización, que consisten en introducir nuevos equipos estándar y mejorar el rendimiento de los vehículos en materia de seguridad y tener el potencial de salvar vidas en las carreteras de la UE, convirtiéndose en elementos obligatorios de automóviles, vehículos industriales ligeros, autobuses, camiones y remolques.

El propósito de la consulta de las partes interesadas es reunir opiniones sobre los mejores medios para mejorar las medidas actuales de seguridad de los vehículos, con el fin de complementar los estudios existentes en este campo. Desde la Comisión Europea animan a los encuestados a utilizar los diferentes cuestionarios en función de cada grupo objetivo.

El cuestionario está disponible en seis idiomas y las respuestas pueden presentarse en cualquiera de las lenguas oficiales de la UE.