Una serie de innovaciones hacen que la nueva berlina de lujo de BMW destaque sobre el resto, pues su gama de nuevas características van desde la estructura con fibra de carbono y la tecnología BMW eDrive en los tres modelos BMW iPerformance al control de gestos de BMW y el aparcamiento por control remoto.

Ahora se agrega el motor diésel de seis cilindros más potente del mundo, que hace su debut en el BMW 750d xDrive y el BMW 750Ld xDrive (consumo de combustible combinado: 5.9 ??" 5.7 l/100 km; emisiones CO2 combinadas: 154 ??" 149 g/km) y viene con tracción total inteligente de serie. El nuevo motor entrega una potencia máxima de 400 CV (294 kW) y un par máximo de 760 Nm (560 lb-ft).

El nuevo motor de 3.0 litros con seis cilindros en línea se desarrolló sobre la base de la última generación de motores del Grupo BMW. Asimismo, su tecnología BMW TwinPower Turbo incluye turbo multi-etapa con cuatro turbocompresores e inyección directa common-rail, cuya última actualización genera un exceso de presión máxima de 2.500 bar.

Estas y otros puntos importantes en la tecnología han permitido mejorar la ya excepcional entrega de potencia, sacando más potencia y eficiencia al motor. El nuevo BMW 750d xDrive acelera de 0 a 100 km/h en 4,6 segundos (BMW 750Ld xDrive: 4,7 segundos) ??" una mejora de 0,3 segundos respecto a su predecesor.

Gran parte de esta mejora dinámica se debe a la nueva forma del turbo, que ahora dispone de cuatro turbocompresores en lugar de los tres anteriores. Eso garantiza aumentar la potencia aún más rápidamente a velocidades de motor más bajas y, por tanto ofrece una respuesta increíblemente rápida a la presión del acelerador desde parada.

La nueva generación del motor diésel de seis cilindros más deportivo del mundo entrega una potencia máxima de 400 CV a 4.400 rpm. Sus características de rendimiento optimizado se reflejan en el aumento de par, que aumenta el ritmo rápidamente a velocidades bajas de motor.

El nuevo BMW 750d xDrive y el nuevo BMW 750Ld xDrive tienen un consumo combinado de combustible de entre 5,9 y 5,7 litros a los 100 kilómetros, mientras que las emisiones de CO2 son de 154??"149 gramos por kilómetro.