El Congreso de los Diputados ha aprobado, con el voto favorable del 99% de la Cámara, una Proposición no de Ley para la implantación de un Régimen Sancionador contra la morosidad, según informan nuestros compañeros de TodoTransporte.com.

La propuesta apunta a implementar medidas para establecer un régimen sancionador que sirva de instrumento disuasorio para combatir el retraso intencionado de los pagos, así como llevar a cabo campañas divulgativas específicas para concienciar a todos los agentes económicos de la necesidad de cumplimiento de los plazos de pago a sus proveedores y acreedores comerciales para un funcionamiento más eficiente de nuestra economía y, finalmente, exigir en las licitaciones públicas a los grandes contratistas una certificación auditada del cumplimiento de los plazos legales de pago a las empresas que subcontratan.

Tras la última reforma de la Ley de lucha contra la morosidad, aprobada en 2014, se estableció un plazo “normalizado” de pago de 30 días contados desde la entrega del bien o la prestación del servicio, incorporando además una norma imperativa que prohíbe que el plazo de pago pactado entre las partes supere los 60 días naturales.

La aprobación de dicha medida tiene lugar algunas semanas antes de que se celebre, el próximo 20 de mayo, la cumbre político-empresarial que va a organizar la Plataforma Multisectorial contra la Morosidad y la que está prevista la asistencia de altos representantes de todos los grupos políticos (Albert Rivera y Pablo Iglesias entre otros) y del propio Gobierno (entre otros, el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro).