Al cumplirse el primer año del estallido del escándalo Volkswagen, Transport & Environment (T&E) ha publicado el informe “Dieselgate, who, what, how” (“Dieselgate: quién, qué, cómo”), en el que asegura que ningún fabricante de coches cumple con los límites de contaminación de la norma Euro 6, al tiempo que se lamenta de que, lejos de poder celebrar un cambio positivo en el mercado automovilístico, los fabricantes de vehículos diesel continúan contaminando, incluso más, que la marca que desató el escándalo, informa el periodista Jorge Palacios en su blog MotorScopio.

El documento de T&E señala que es precisamente Volkswagen la compañía que, hoy por hoy, vende los vehículos Euro 6 menos contaminantes, aunque el lobby admite, según Palacios, que también es la marca con más vehículos en circulación que superan los límites establecidos por la normativa comunitaria Euro 5 (previa a la Euro 6) y que fueron vendidos entre 2011 y 2015.

“Es más, el hecho de que los vehículos Euro 6 de VW hayan reducido sus emisiones, ni siquiera tiene que ver con el escándalo Dieselgate, sino con unas decisiones de mejoras tecnológicas que fueron previas al escándalo”, admiten desde T&E, cuyo informe también pone de manifiesto que, si se tiene en cuenta la conducción real en carretera tanto de vehículos ligeros como de furgonetas, ningún fabricante cumple con los límites de contaminación establecidos en la normativa Euro 6.

Para llegar a esas conclusiones, T&E ha analizado las emisiones de cerca de 230 modelos de vehículos propulsados por un motor diesel usando los datos procedentes de investigaciones realizadas por los gobiernos de Inglaterra, Francia y Alemania, y de la base de datos Equa Index que elabora Emissions Analytics. Todo ello basado en los resultados de los ensayos realizados en conducciones reales, no en laboratorio.

El ranking muestra que los vehículos diesel de Fiat y Suzuki contaminan 15 veces más de los límites legales de NOx; los de la Alianza Renault-Nissan multiplican estos límites por 14; Opel/Vauxhall, marcas ambas pertenecientes a General Motors, contaminan diez veces más; mientras que los vehículos Diesel de Volkswagen sólo multiplican por dos los límites Euro 6.

Actualmente, unos 29 millones de vehículos Diesel sucios circulan por las carreteras de Europa, incluyendo coches y furgonetas que triplican el límite de NOx que se establecía en la Euro 5. Las cifras de T&E revelan que el mayor número de vehículos que exceden los límites contaminantes circulan por las carreteras de Francia (5,5 millones), Alemania (5,3), Reino Unido (4,3), Italia (3,1), España (1,9) y Bélgica (1,4).