Una representación del Comité Ejecutivo de la Asociación de Empresarios de Automoción de Guipúzcoa (Aega), con su presidente, José Luis Arrázola, al frente, fue recibida el pasado 23 de mayo por el lehendakari Iñigo Urkullu. A la reunión, que se celebró en la Lehendakaritza, asistió también el consejero de Hacienda y Economía, Pedro Azpiazu.

En una reunión, calificada como “muy cordial”, se trataron los nuevos retos estratégicos que el sector afronta con cambios muy rápidos, además de la importancia de la empresa familiar en Guipúzcoa, de la necesidad de estrechar aún más los lazos de colaboración con la red de centros integrados de Formación Profesional del Gobierno Vasco, y de potenciar la Formación Dual de cara a la inserción laboral de los jóvenes.

Además de insistir en el tema del surgimiento de nuevos emprendedores, en el encuentro con el lehendakari se hablaron de las nuevas formas de distribución en cuanto a venta de vehículos y soluciones de movilidad, digitalización, conectividad y vehículo autónomo, vehículos compartidos, nuevas fuentes de energía, vehículos híbridos, electrificación, etc., y cómo va a afectar tanto a la distribución como a la reparación y a la siniestralidad.

Desde el ejecutivo, Iñigo Urkullu recogió toda la información y mostró su disposición a facilitar la coordinación e interlocución del sector representado por Aega con las diversas consejerías del Gobierno. “Una reunión que supone un punto y aparte para la asociación y un acicate más para liderar el proceso de cambio y adaptación sectorial”, aseguran desde la entidad.

El encuentro fue solicitado por Aega (Cetraa Guipúzcoa) con motivo de su 25º Aniversario, que se celebra el próximo 3 de junio. La Asociación de Empresarios surgió hace 25 años, tras la integración de las dos asociaciones de automoción existentes en Guipúzcoa en 1992, AGA y Aetrauto, que surgieron al amparo de la Ley de Asociaciones de 1977.