Tras la estabilidad en la demanda que marcó el mercado nacional de vehículos industriales en 2017, el nuevo año ha arrancado con una evolución favorable en enero que se traduce en un crecimiento del 7,5%, con un total de 2.263 unidades frente a 2.105 unidades registradas en enero de 2017. El dato adquiere todavía mayor valor si se contrasta con el descenso que se produjo en este mercado en enero del pasado año, que anotó una bajada del 8,6%, según los datos de Aniacam que recogen nuestros compañeros de Todotransporte.com.

En el análisis por segmentos, la subida entre los camiones ligeros fue del 48%, con un total de 104 operaciones frente a 70 en el mismo periodo del ejercicio anterior. Entre los camiones medios, sin embargo, los datos de matriculaciones reflejan una caída del 9,3%, con 245 unidades frente a 270.

En cuanto a los camiones rígidos pesados de carretera, el balance de enero arroja un ascenso del 18,9%, con 283 registros frente a 238, mientras que los camiones de obra siguen su imparable recuperación tras crecer sus matriculaciones el mes pasado 191,2%, con 99 altas en lugar de 34 doce meses antes.

Favorable fue también la cifra de registros de tractoras, que finalizó 2017 con un descenso del 4,3%, pero se incrementó el 2,6% en enero (1.532 frente a 1.493 vehículos). Dentro de las tractoras, que coparon en enero el 67,7% de las matriculaciones, el liderazgo por marcas en este primer mes del año fue para Scania, con 297 unidades y una subida del 10%, por delante de Iveco (246 y 33,70%), Renault Trucks (2108 y -12,80%), DAF (2,11 y 4,98%), Volvo (207 y -21,89%), MAN (195 y 14,04%), y Mercedes-Benz (158 y 3,95%).