En febrero se vendieron 151.220 turismos y todo terrenos de ocasión, lo que supuso un incremento del 6,27% sobre el mismo mes del año anterior, muy por debajo del ritmo marcado el pasado enero cuando las ventas de usados crecieron un 18,5%. La Asociación Nacional de Comerciantes de Vehículos (Ancove) confía en que este menor crecimiento sea un efecto temporal y repunte en próximos meses, aunque recuerda que sus previsiones para este año son de un crecimiento del 6% (1,87 millones de turismos y todocaminos), por debajo del 8,15% del pasado 2016.

Lo que sí se mantiene estable es el predominio de las ventas de las unidades más antiguas, de más de diez años, que en febrero sumaron el 56,7% del total de las compras (88.709 vehículos) y siguen creciendo por encima de la media, un 12,4%. Como en meses anteriores, el mercado muestra una fuerte dualización entre los coches más viejos y los más jóvenes, los de menos de cinco años, sustentado por los coches de las alquiladoras y los kilómetros cero, que demuestran su pujanza. En enero, acumularon el 24,6% de las ventas (37.250) y crecen un 9,56%% respecto a febrero del pasado año.

Por su parte, los intermedios, de 5 a 10 años, siguen reduciendo su peso, el 16,7% del total del mercado de VO (25.261 unidades), y un descenso del 14% en términos interanuales, mientras que el peso de los vehículos más viejos facilita la presencia de las transferencias entre particulares, el 48% del total de las ventas en febrero, porcentaje que se eleva al 66,4% en el segmento de los coches de más de diez años. Ancove denuncia nuevamente que bajo la denominación de vendedores particulares se encubre, en la mayoría de los casos, a falsos comerciantes que se hacen pasar por privados para no garantizar los coches y zafarse de otras obligaciones legales o fiscales.

“Desde Ancove llevamos alertando hace años del peligro de este mercado paralelo de falsos comerciantes que se hacen pasar por particulares para no pagar impuestos y no garantizar los coches que venden. A diferencia, los comerciantes están obligados por ley a cubrir determinadas reparaciones”, declara Elías Iglesias, presidente de Ancove. Ésto provoca, según el responsable, que muchos profesionales legales opten por no entrar en el segmento de los coches más antiguos, con mayor riesgo de averías.

“Sin embargo, desde Ancove consideramos que la mejor manera de luchar contra este mercado alegal es facilitar a nuestros asociados que entren en este segmento de unidades de más de diez años, que supone más de la mitad de las ventas. A este fin, hemos lanzado un seguro de responsabilidad civil de la mano de la aseguradora londinense Lloyds, llamado Garantiato, que asegura a los comerciantes ante cualquier reparación que deban afrontar conforme a lo que marca la ley. De esta manera, tienen asegurada la rentabilidad en la venta de estos coches sin preocuparse de las averías”, añade Iglesias.

Las ventas de coches de más de diez años vendidos por particulares crecieron en el mes un 11%, mientras que las realizadas en establecimientos comerciales lo hicieron a ritmos del 33%. No obstante, todavía está en manos de estos “falsos particulares” las dos terceras partes de este segmento de unidades antiguas.