El mercado de vehículos industriales en septiembre varió su rumbo de forma negativa, con una caída de casi el 4% al matricularse un total de 997 unidades. Por otro lado, lo que llevamos de año totaliza un crecimiento del 23,2% y un volumen de 9.743 unidades. El Plan Pima Transporte podría retornar a este segmento a cifras positivas.

 

Recordemos, no obstante, que los volúmenes del mercado de industriales se encuentran en tasas muy bajas, consecuencia directa de la segmentación del parque de vehículos, acelerando su envejecimiento muy rápidamente.

La falta de financiación, el descenso de la actividad industrial y del transporte han dificultado su progresión. Sólo un cambio de normativa aceleró durante unos meses el mercado, que ahora vuelve a mostrar que siguen siendo necesarias nuevas medidas para renovar la flota de camiones.

Los vehículos industriales constituyen un indicador fundamental de actividad económica del país, sin duda. Además, el Plan Pima Transporte aportará facilidades para el achatarramiento de los vehículos industriales antiguos y permitirá la entrada a vehículos nuevos, mejorando la seguridad vial y el medioambiente.