En el próximo ejercicio se venderán en nuestro país 41.000 coches con motores alternativos (eléctrico, híbrido, híbrido enchufable y gas), lo que supondrá un incremento del 15% respecto al dato de 2016. Según datos de la consultora MSI, recogidos por Faconauto, este año acabará con unas matriculaciones de estos vehículos que rondarán las 35.000 unidades, lo que supondría un repunte del 55%.

Las ventas de eléctricos puros tampoco despegan en España y MSI prevé que este año cerrarán con unas 1.700 matriculaciones, la mayor parte procedente de empresas. De cara a 2017, la consultora adelanta que se producirán cerda de 2.400 entregas, lo que supondría un avance del 44%.

Lo que sí empieza a ser más representativo es la participación de otros combustibles alternativos, principalmente los híbridos e híbridos enchufables que, según los datos de MSI, acabarían 2016 con algo más de 33.000 unidades matriculadas, que se convertirían en 39.000 en 2017, un 18% más.

El desarrollo de las ventas de coches eléctricos ha estado muy ligado a los incentivos para su adquisición contemplados por el Plan Movea, cuyo fin ha hecho que estas matriculaciones cayeran en septiembre por primera vez en los últimos trece meses, con un 2% y 342 entregas.