El pasado enero se vendieron en España 175.343 vehículos de ocasión, lo que supone un crecimiento del 12,9% respecto al mismo mes de 2017. Del total, 152.343 fueron turismos 4x4 que aumentan un 13,4% y 23.403 comerciales ligeros (LCV), un 9,5% de incremento. “El mercado de VO arranca, pues, con un menor dinamismo que el de nuevos”, destacan desde Ancove. Mientras que en enero las matriculaciones de turismos 4x4 subieron un 20,3% y los comerciales ligeros un 16,1%, en el mercado de segunda mano lo hicieron al 13,4% y 9,5%, respectivamente.

Sin embargo, la asociación considera que “el mercado de VO está cada vez más distorsionado por las malas prácticas de las autocompras que las marcas imponen a los concesionarios”. Del total de vehículos de ocasión vendidos el mes pasado, 10.477 fueron matriculaciones tácticas (Kilómetros cero), que crecen en el mes un 33%, y otros 23.403 by-back, es decir, las unidades que los fabricantes recompran a las empresas de alquiler a los 6-9 meses de utilización, con un aumento del 37,5%.

Por otro lado, Ancove advierte de una falta de vehículos de calidad en el mercado español, como ponen de manifiesto los 7.096 unidades importadas, un 27,4% más que el mes de 2017. Respecto a la edad, una preocupación constante en la asociación, el 57,7% de los vehículos transferidos (turismos 4x4 y comerciales ligeros) pasaba de los diez años y el 21,5% tenían menos de tres. Entre tres y cinco años se concentró el 7,45% de las ventas y el 13,35% restante fueron vehículos entre seis y diez años.

En cuanto al precio, la media del mercado fue de 11.587 euros (11.758 para el caso de turismos y 10.479 los comerciales ligeros). Algo más de 38.037 unidades vendidas el pasado mes de enero se transaccionaron por menos de 3.000 euros y 5.693 superaron los 36.000.

“En Ancove vemos con optimismo el arranque del año del mercado de ocasión, que crece en enero cerca del 13%. Ahora bien, desmenuzando las cifras se pone de manifiesto una cada vez mayor dualidad entre los vehículos de más de diez años, que concentraron el mes pasado casi el 58% de las ventas, y los más jóvenes, de menos de tres años, con un 21,5%. Sin embargo, estos últimos la mayoría tienen menos de un año y proceden de las autocompras de los concesionarios y la recompra de las marcas a las alquiladoras”, declara Elías Iglesia, presidente de Ancove.

En su opinión, “ambos segmentos se distribuyen a través de las redes, haciendo la competencia directa con sus descuentos a los vehículos nuevos. Lo que obliga a las concesiones a aumentar sus autocompras para cumplir con los objetivos de los fabricantes, mermando la rentabilidad. Es un círculo vicioso que desvirtúa el mercado de VO”.