El mercado español de vehículos industriales crece a un ritmo que cuadriplica con creces al de la media europea, informa la patronal Acea, que revela que mientras en nuestro país las matriculaciones aumentaron el 16,5% entre enero y febrero (3.022 unidades frente a 2.594) en el conjunto del continente el porcentaje fue del 4%, con un total de 44.893 unidades frente a 43.185.

 

Por países, España se colocó en cuarta posición en el acumulado anual tras Alemania (11.877 matriculaciones y un descenso del 1,8%), Francia (6.183 y un descenso del 19%) y Reino Unido (4.099 y un crecimiento del 33%).

Tras el mercado nacional, el quinto lugar por volumen de ventas fue para Polonia, donde se dieron de alta 2.678 camiones entre enero y febrero, un 0,7% más que en los mismos meses de 2014. En sexto lugar se situó Italia, con 2.577 unidades y un crecimiento del 1,9%, por delante de Holanda, que con 2.480 altas registró un espectacular incremento del 175,2%.

Ya en el caso del mercado de los comerciales ligeros, hasta las 3,5 toneladas, en España se matricularon 19.915 unidades en los dos primeros meses del año, lo que supuso una subida del 29,3% frente al mismo periodo de 2014. Por su parte, en el conjunto del continente europeo la cifra fue de 239.259, lo que se tradujo en un crecimiento del 8,5%.