El fabricante automovilístico alemán Volkswagen informó recientemente que los motores diésel de dos litros (2.0 TDI) únicamente necesitan una actualización de software, mientras el 1.6, también diésel, una reforma menor.

Estas medidas, que en el caso del 1.6 TDI suponen también una actuación del software de gestión, no tienen efectos adversos sobre el consumo de combustible y el rendimiento, al tiempo que después de la implementación de las medidas técnicas, los vehículos cumplirán con los estándares de emisiones.

 

Volkswagen ha publicado las medidas técnicas para los motores diésel EA 189 afectados y ha dicho que el próximo paso es solventar las emisiones de óxidos de nitrógeno.

Con la definición de estas medidas, las soluciones técnicas ya están disponibles para la mayoría de todos los modelos del grupo afectados en Europa, equipados con la familia de motores EA 189 y bajo norma Euro 5.

Las medidas de corrección ya se han establecido para la mayoría de los vehículos afectados, que ya han ratificado las autoridades alemanas, explica Volkswagen, para añadir que han tratado de ser lo más favorables para los clientes.

"La solución técnica para el motor diésel de 1.2 litros se presentará a la KBA a finales de mes y se espera que conste de una actualización de software", considera el grupo automovilístico alemán.

Volkswagen no ha dado información concreta del coste que prevé tendrán estas medidas y negocia en este momento con los suministradores de componentes.
El experto en el sector automovilístico Ferdinand Düdenhöffer calcula que la llamada a revisión de 8,2 millones de vehículos con motor diésel en Europa podría costar unos 500 millones de euros.

Volkswagen ha reservado unos 6.700 millones de euros para hacer frente a los costes de la manipulación de emisiones de gases en estos motores diésel.

[iframe width="560" height="315" src="https://www.youtube.com/embed/iy1QmuioyNo" frameborder="0" allowfullscreen ]