La tasa de absorción de los coches eléctricos puros en el mercado europeo, excluyendo los híbridos enchufables, se puede ralentizar todavía más de lo esperado por la industria, según recoge una información publicada por Faconauto. Pese a ello, este año se podrían alcanzar un récord de 100.000 unidades matriculadas en Europa.

Las últimas previsiones de ventas de coches eléctricos de la AID apuntan a que este año las matriculaciones de coches eléctricos de Europa Occidental podrían romper ese nivel por primera vez. Hasta mayo, según datos de ACEA, se habían matriculado algo más de 47.000 coches eléctricos puros en el viejo continente, un 29% más que en el mismo periodo del año anterior.

Sin embargo, la presencia de la movilidad eléctrica seguirá siendo testimonial, ya que significarán apenas el 1% de todas las ventas de turismos y todoterrenos que se producen en Europa. Ya en nuestro país se habían contabilizado hasta junio unas 666 matriculaciones de coches eléctricos, lo que supone un crecimiento del 152% respecto al mismo periodo de 2016.