Un nuevo informe encargado por el Instituto de la Industria del Automóvil (IMI) en Gran Bretaña ha revelado que casi un tercio de las personas encuestadas señala que nunca consideraría comprar un vehículo eléctrico. Además, un 66% indican que no sabrían dónde encontrar un punto de recarga, mientras que el 82% de los encuestados dijo que no saben lo suficiente sobre los eléctricos para cambiar a estos vehículos.

Según el IMI, tales actitudes podrían dificultar la implementación de la prohibición propuesta para 2040 sobre la venta de vehículos nuevos equipados con motores de combustión interna en el Reino Unido.

Además, los resultados de la encuesta revelan que existe una falta de conocimiento sobre la experiencia y la formación necesarios para mantener un vehículo eléctrico. De acuerdo a los resultados, nueve de cada diez conductores desconoce la capacitación o calificaciones necesarias para los técnicos que trabajan con vehículos eléctricos. Lo más preocupante, según el IMI, es que el 59% de los encuestados dijo que confiaría en realizar tareas básicas de mantenimiento con un vehículo eléctrico, a pesar del peligro que ello supone.

En palabras de Steve Nash, director ejecutivo de IMI, “el hecho de que más de la mitad de los automovilistas pensaran que podrían hacer mantenimiento básico en un vehículo eléctrico también es una gran preocupación. Es más importante que nunca que aquellos que realizan el mantenimiento y la reparación reciban capacitación regularmente y estén debidamente cualificados”.