En la actualidad, podemos encontrar cientos de marcas de coches, cada una con una gran variedad modelos y cada uno de estos modelos dispone, como norma general, de dos transmisiones. Según destacan desde FARE, ésto significa que existen miles de fuelles distintos según el modelo, la marca, el año de fabricación, etc.

Para evitar tener que almacenar todos los diferentes tipos de fuelles, el Fuelle Universal de FARE hace que sólo se necesite almacenar un tipo de fuelle y suministrar a los clientes de manera eficaz y sin problemas.

Para cambiar un fuelle en mal estado, se debe desmontar la transmisión completa. En algunos casos, una vez desmontada la transmisión hay que despiezarla, es decir, una vez extraída del vehículo se debe desmontar la homocinética para poder introducir el fuelle. Ésto supone, de acuerdo a FARE, una gran pérdida de tiempo y dinero, ya que durante este tiempo el vehículo está ocupando un espacio en el taller.

Con el Fuelle Universal no es necesario desmontar la transmisión. Gracias a la gran elasticidad del Fuelle (hasta un 800%) y a su utillaje especialmente diseñado para este propósito, permite ser montado por encima de la junta homocinética, ahorrando en algunos casos varias horas de montaje.