Meyle ofrece un amplio programa de filtros para el habitáculo para todas las marcas y ahora ofrece uno nuevo para diversos modelos VAG, así como, entre otros, para Audi A3 (modelos del 2003 a 2012), SEAT León/Toledo (modelos de 2004 a 2010), Skoda Octavia II, Superb II y VW Golf V/Golf VI. En comparación con el filtro original, la estructura ha sido adaptada y es más flexible, de manera que facilita el montaje y previene, además, una rotura del filtro.

Igualmente, los filtros Meyle-Original para el habitáculo ofrecen un valor adicional, ya que la empresa dedicó especial atención en su desarrollo a que fueran fáciles de emplear, para que los talleres ahorrasen tiempo y trabajo.

El nuevo filtro para habitáculo, con el número Meyle 112 320 0011, está disponible para muchos modelos de las marcas Audi, SEAT, Skoda y Volkswagen, y se suministra con instrucciones de montaje. Las informaciones detalladas de los modelos pueden verse en el catálogo online de Meyle.

Los filtros para habitáculo impiden que en el interior del vehículo se ensucie el aire. Cuando los intervalos de sustitución son muy largos, los filtros suelen obstruirse con facilidad y ya no pueden filtrar suficientemente el aire que penetra en el interior del vehículo. La forma exacta y el empleo de un medio filtrante de alta calidad son decisivos, según Meyle: un filtro de partículas filtra del aire las correspondientes partículas, mientras que un filtro combinado con carbón activado lo hace, adicionalmente, con los gases nocivos.