Unos ingenieros españoles han creado un radar que detecta los coches más contaminantes, aplicación que podría servir para limitar el acceso de vehículos al centro de las ciudades, como ocurre en Berlín o París. En este caso, el radar permite distinguir de forma individual los coches más ecológicos de los que producen más emisiones.

Un coche cualquiera pasa por delante de esta cámara y un dispositivo capta sus humos. El resultado es una fotografía con la matrícula y la cantidad de gases que ha emitido en ese punto.

Hugo García, técnico electrónico, explica que llegan a captar varios tipos de compuestos, entre ellos CO2, Monóxido de Carbono e hidrocarburos.

Por su parte, Francisco Javier González Gala, responsable de calidad del dispositivo, indica que no tendría por qué usarse para sancionar, sino para notificar el problema al conductor y que pueda arreglar el mecanismo y ahorrarse así el 5% del combustible.

En la actualidad, en algunas ciudades se plantea restringir el paso de coches en zonas determinadas para evitar la polución. Sin duda, este radar daría la posibilidad de saber cuáles contaminan más y cuáles no.