Jiménez Maña Recambios ocupa la primera posición en el ranking elaborado por la consultora independiente DPM Consulting, en el que han participado más de 200 empresas de toda Europa. A partir de encuestas de clima realizadas en las diferentes empresas evaluadas y través de un cuestionario de 90 preguntas, se han medido variables de motivación intrínseca y extrínseca, así como de integración o seguridad laboral.

Jiménez Maña Recambios ha obtenido una puntuación global de 4,1 sobre 5, la más alta de todas las empresas participantes, que reconoce el compromiso de la compañía con sus empleados y la sitúa como una de las empresas con mejor ambiente laboral.

La confianza y el sentido de contribución son los rasgos mejor valorados por los empleados de Jiménez Maña Recambios. El 80% se identifica y confía plenamente en la empresa, mientras que el 91% se muestra satisfecho con su trabajo, siente que está contribuyendo a toda la organización y considera que crece personal y profesionalmente. Además, el grado de satisfacción es mayor conforme aumenta la antigüedad en la empresa, a partir de diez de años, con una puntuación de 4,04.

“El resultado de la encuesta pone de relieve que estamos haciendo las cosas bien, que debemos seguir en este camino. Nuestra motivación esencial son las personas, auténticas creadoras del liderazgo de servicio”, señala Juan de Dios, director del Área de Personas de Jiménez Maña, para añadir que “todos podemos y debemos ser líderes de nuestro trabajo, responsabilizarnos de él y ponernos al servicio de los demás, teniendo altura de miras para ser propulsores de la mejora social y empresarial”.

Desde sus orígenes, Jiménez Maña Recambios ha desarrollado una cultura corporativa basada en las personas. De acuerdo a la compañía, “se trabaja para contribuir a la Misión de la empresa, el para qué, común a todos y no por objetivos individuales”. En 2007, se adoptó el modelo de Dirección por Misiones con un claro fin:” poner la misión, nuestro compromiso con las personas, al servicio de la estrategia y no al revés”.

En palabras de su director general, Manuel Jiménez Maña, “en Jiménez Maña no nos hemos preocupado de ganar más o de mejorar la productividad, sino que eso ha llegado cuando las personas se han convertido en el centro de nuestras preocupaciones. El objetivo es dotar de significado su trabajo, que se sientan a gusto haciéndolo y parte de un equipo”.

“Como parte de la organización me siento profundamente orgulloso del trabajo de todos”, añade el responsable. “Es así como nace el compromiso para hacer realidad la misión, que no es otra que cumplir nuestro compromiso con los clientes, empleados, accionistas y proveedores desde una política empresarial basada en nuestros valores: confianza, innovación, trabajo en equipo y espíritu de servicio, que son nuestra fortaleza corporativa para avanzar hacia la excelencia a través de las personas”.

En 2017, Jiménez Maña Recambios trabajará en un plan de acción, haciendo hincapié en aquellos aspectos señalados como áreas de mejora, aunque también impulsará y continuará con iniciativas que contribuyan a desarrollar más aún el buen ambiente laboral.