Insurance Europe (Federación Europea de Asociaciones de Aseguradoras) y Amice (Asociación de Mutuas de Seguros y Cooperativas de Seguros de Europa) promueven la campaña #Data4Driver, que anima a los legisladores de la Unión Europea a garantizar que los conductores, en lugar de los fabricantes de vehículos, sean quienes controlen quién puede acceder a los datos de sus vehículos y con qué finalidad.

Cuando un vehículo genera datos que pueden dar información sobre el comportamiento de su propietario/conductor, deben tratarse como datos personales de conformidad con el Reglamento General de Protección de Datos de la UE. Por lo tanto, los conductores son los que deben decidir quién puede acceder a sus datos y con qué propósito.

Sin embargo, los fabricantes de vehículos desarrollan actualmente sistemas para acceder a los datos del vehículo, lo que supone que ellos, en vez de los conductores, controlarán el flujo de datos, señalan desde Insurance Europe y Amice.

De esta forma, la campaña #Data4Drivers ha lanzado una solicitud a los legisladores de la UE para que adopten medidas legislativas para garantizar que cualquier solución tecnológica con acceso a los datos del vehículo permita a los conductores decidir con quién comparten sus datos. Los conductores sólo podrán hacerlo si la solución tecnológica sitúa a todas las partes interesadas, incluidos a los fabricantes de vehículos, en igualdad de condiciones.

“Fabricar un vehículo y ser responsable de su funcionamiento seguro no justifica dejar de lado a los conductores para convertirse en la puerta de entrada a los datos de sus vehículos", señalan los firmantes, que hacen un llamamiento a los conductores "para que firmen esta importante petición y poner así de relieve la necesidad de medidas legislativas por parte de la UE, que garanticen que los conductores siguen teniendo el control de los datos de sus vehículos”.